Servicio técnico y mantenimiento

Ventanas de madera

Nuestros productos están fabricados y cuidados minuciosamente para prolongar su vida útil para siempre y, si se sigue un sistema adecuado de control, dejar prácticamente sin espacio las incidencias derivadas del normal funcionamiento diario. En cualquier caso, ofrecer al cliente un servicio técnico de mantenimiento para verificar de forma continua su estado a través de revisiones periódicas concertadas por parte de un equipo especializado y formados en nuestra propia empresa para prevenir cualquier posible incidencia. Este equipo da prioridad y rapidez a nuestros clientes en el servicio de reparaciones a través de un teléfono directo sin gatos de desplazamiento ni mano de obra por el servicio prestado durante el periodo contratado, aportando, si fuera necesario, los recambio originales. Además, y dentro de esa misma cuota anual por el mantenimiento, se incluyen dos revisiones integrales anuales ofreciendo una serie de servicios complementarios que ayudan a prolongar la vida útil de los productos: barnizado, reparación, revisión y libro de registro de incidencias. Por último, también establecemos la garantía total a toda riesgo contra arañazos, golpes o corrosión de piezas y materiales.

Madera responsable

El proyecto Vivir con Madera nace como iniciativa en el marco de la Estrategia de la Madera Roadmap 2010, desarrollada por la patronal europea de la madera CEI-BOIS. El objetivo de esta iniciativa es convertir la madera en el material líder tanto en el campo de la construcción como en los del interiorismo y la decoración. El proyecto Vivir con Madera es una iniciativa que persigue innumerables objetivos, entre los que se encuentra en un lugar destacado la idea de incentivar el uso de la madera entre los profesionales de la construcción, el interiorismo y la decoración. Además, persigue la sana intención de llegar con su mensaje al público en general. No en vano, la madera es el material que con mayor seguridad otorga al hombre, esa capacidad de satisfacción, bienestar y calidad de vida, a través de sus múltiples cualidades y variedad de usos que la convierte en parte esencial de nuestra propia forma de concebir el mundo más próximo que nos rodea. El proyecto Vivir con Madera, del que se pueden encontrar más datos en la web vivirconmadera.info cuenta con innumerables instituciones implicadas que se han volcado de forma importante, en desarrollar una labor coordinada para impulsar, promover y garantizar los usos apropiados y adecuados de la madera en sus múltiples facetas.

Tu salud

Los entornos con madera mejoran la calidad de vida y la salud de los ciudadanos y tienen efectos beneficiosos sobre su crecimiento y estado de ánimo. La textura y el ambiente de una estancia pueden influir en el comportamiento, por lo que se reacciona de manera diferente dependiendo de la experiencia que nos aporten los elementos decorativos y los objetos de una habitación. Así, si una habitación vacía revestida con paneles de acero induce a estados anímicos depresivos y hostiles, un entorno con paneles de madera nos proporciona estados de ánimo que reducen la sensación de depresión. La actividad física es fundamental para el desarrollo de los niños. Durante la fase en la que gateamos y aprendemos a andar, la mayor parte del tiempo el niño está en contacto directo con el suelo, lo que significa que una parte del calor corporal se transmite al material, con la consecuente pérdida de calor en las extremidades. La madera, al ser un material con bajo coeficiente térmico, no absorbe tanto calor como lo harían otros materiales. Un descenso importante de la temperatura en la piel puede provocar una mayor probabilidad de sufrir un resfriado si el contacto con el material frío es prolongado y si la temperatura a la que llega la piel cambia bruscamente de una situación de confort a otra fría, por ejemplo, caminar descalzo sobre el suelo durante un tiempo prolongado. Gestión acústica Otro factor que determina la salud de un entorno es la gestión acústica del mismo y, en este sentido, los interiores con presencia de madera generan un tiempo de reverberación -parámetro que indica cuánto tiempo permanece un sonido en el ambiente- controlado y mejorado respecto al que presentaría ese mismo espacio sin madera. Así, la madera puede contribuir a crear entornos más eficaces en los espacios dirigidos a la formación escolar. Además, el ruido y los sonidos influyen en el comportamiento y estado de ánimo ya que pueden ser molestos e incluso nos pueden irritar y ocasionar estrés y otras molestias. Durante el crecimiento, una de los hábitos que más influyen en el bienestar emocional de los pequeños es el sueño, mientras que los sonidos puntuales y continuos a diversas frecuencias pueden incomodar durante las horas de sueño. Ante esto, la presencia de madera puede mejorar considerablemente el tiempo de reverberación en los dormitorios infantiles.

Tratamiento y cuidado de la madera

Con las nuevas tendencias para decorar el hogar, cada vez vemos más muebles elaborados en maderas naturales, luciendo y emanando las mejores cualidades que pueda tener la madera. El cuidado de la madera debe comenzar desde el momento de la tala misma, para su posterior elaboración. Es lo que hacemos en Shitecma para posteriormente poder seguir algunos consejos de conservación ya en el hogar. En primer lugar, debemos procurar proteger los muebles de la humedad y los ambientes oscuros. Posteriormente, y siempre teniendo en cuenta nuestras garantías, es recomendable aplicarles un tratamiento hecho con sal bórax mezclada con agua, en una proporción de una octava parte de sal por ocho partes de agua. El uso de madera en exteriores –expuesta al sol y fenómenos atmosféricos- es la más susceptible de sufrir cierto nivel de degradación que puede evitarse con el uso de protectores, preferiblemente de origen orgánico. El cuidado de la madera con aceite de Linaza es uno de los más recomendables, por tratarse de un material poco agresivo, aunque también se utiliza el carbonato sódico. No es aconsejable usar para maderas muy expuestas al sol, protectores transparentes ni demasiado oscuros, debiéndose utilizar protectores de pigmentación media. Hay que evitar a toda costa utilizar productos abrasivos a la hora de realizar labores de limpieza en elementos de madera –por ejemplo, en suelos de parqué-. Los muebles de nogal deben repasarse con un trapo empapado en leche, y después abrillantar con un paño seco. El secado de la madera mojada es preferible que se produzca de forma lenta. Los cambios bruscos de temperatura podrían influir, si el material se halla expuesto al sol y a los fenómenos meteorológicos, en su consistencia y resistencia naturales. El mantenimiento de la madera, en líneas generales, no precisa de intervenciones frecuentes, con la ventaja añadida de que el mantenimiento no suele ser caro. Por último, cabe resaltar algunos consejos que pueden contribuir a sacar el mayor partido posible a determinados tipos de madera, en cuanto a su aspecto estético se refiere: Nogal. Estará impecable pasando un paño poco humedecido en leche y luego abrillantando con una gamuza. Roble. Para que recupere su mejor aspecto, es recomendable encerarlo con una pasta hecha con dos partes de cerveza, una de cera y dos cucharadas de azúcar. Se calienta, se mezcla y se aplica cuando esté frío. Teca. Protegerla del roce diario es fácil frotando con un trapo impregnado en aceite, dejando actuar durante unas horas y luego dando brillo con un paño. Decapada. Su limpieza será más efectiva si se realiza con agua muy caliente añadiéndole una pizca de sal (1/2 vaso por litro). Lacada. Para limpiarla, basta con frotar suavemente con un trapo empapado en agua tibia y amoníaco. Se deja secar y se pasa un trapo seco con unas gotitas de aceite. Encerada. Para mantenerla limpia es bueno repasarla con un paño mojado en leche caliente. Se debe diluir la sal en agua a 90 grados centígrados y luego aplicarla a los muebles con una brocha, humedeciendo bien. Luego debe dejarse secar los muebles en un lugar con buena ventilación, por varios días, hasta que quede bien seca. Después de terminado el tratamiento antes descrito, se le hace a los muebles un tratamiento con aceite de linaza y esencia de trementina (proporción 60/40), acompañada con cáscaras de naranja y/o hierbas aromáticas. Se aplica ésta mezcla a la madera con una brocha y se deja secar al aire libre. Las esencias antisépticas de la naranja ayudan a que la madera se mantenga joven y bonita por mucho tiempo, como si se la aplicáramos a nuestra piel, la naranja revitaliza, y otorga un aroma estimulante.En cualquier caso, nuestros especialistas formado en la empresa  se encuentran a su disposición para resolver cualquier tipo de duda.

Seguridad y perdurabilidad

La seguridad y la permanencia de nuestros productos son las bases fundamentales de Shitecma. De ahí que pongamos en marcha un exhaustivo estudio de control de calidad, a través de los más modernos sistemas tecnológicos, a lo que se le suma la puesta en marcha de los últimos sistemas anti-accidentes. Y para asegurar la permanencia en el tiempo de nuestros productos, hemos incorporado a nuestros procesos de producción las últimas tecnologías aplicadas a los materiales más resistentes que utilizamos, todo ello a través de un amplio equipo de expertos en montajes para cada una de las instalaciones existentes, limitando las averías a un nivel ínfimo al mantener los acabados como el primer día de su instalación.

La madera

La madera es un material ortotrópico que representa el principal contenido del tronco de un árboles, que están compuestos por fibras de celulosa unidas con lignina. Como la madera la producen y utilizan las plantas con fines estructurales es un material muy resistente y gracias a esta característica y a su abundancia natural es utilizada ampliamente por las personas, ya desde tiempos muy remotos. Una vez cortada y secada, la madera se utiliza para muchas y diferentes aplicaciones. La madera es también un material de construcción muy importante desde los comienzos de las construcciones humanas y continúa siéndolo hoy, siendo un material muy apreciado por su belleza y porque puede reunir características que difícilmente se conjuntan en materiales artificiales. Así, siendo la madera un material tan nombre, su diseño presenta un aspecto inigualable por lo que crea ambientes muy confortables. Si a eso se le añaden las técnicas de elaboración y transformación exclusivas de Shitecma, el resultado final otorga unos diseños únicos adaptados a cada necesidad y con un objeto prioritario: la búsqueda del confort de unos clientes cada más informados y exigentes, por lo que solamente utilizamos una materia prima de primera calidad a través de nuestro exclusivo certificado de calidad. Lo hacemos además a través de un sistema de flujo continuo a bajo presión (Flow Coating), totalmente automatizado, con un alto contenido en oxido de hierro que minimiza la absorción de la radiación solar. Así, las piezas se impregnan por igual en todas sus caras, dando una protección incluso en partes no visibles. Para completar el ciclo, se realiza un acabado con lasur base agua, que pueden ser desde translucidos a opacos, dotando a la madera de un tacto suave y sedoso con una gran protección. Nuestra empresa da un paso más y el emplea el exclusivo sistema SHI, a través de una materia prima, la madera, siempre cultivable, seleccionada siempre con un afán ecológico y renovable. Esto propicia un sistema reciclable y una destrucción final no contaminante. El sistema de ventanas SHI se obtiene a partir de maderas, en un perfecto grado de humedad, seleccionadas para su uso principal en exteriores, como el iroko, framiré, pino plandes, bosse, etc. A través de un exhaustivo sistema de control por ordenador, se produce el secado artificial, situándole entre los valores de 12 a 14 grados, los más adecuados para la carpintería de exteriores, transformándola en un producto basado en la durabilidad, la adaptabilidad, la versatilidad, la flexibilidad y la disponibilidad a cualquier tipo de hábitat y estilo de vida propio. Además, a través de un sencillo cuidado, provoca que la madera dure toda la vida, cumpliendo con las más altas expectativas.